Dios reconoce que la manga del Mar Menor son las sobras de crear el mundo.

diosDespués de la sorpresa que produjo en su última entrevista al revelar que hizo la costa noruega para “putear a los cartógrafos” e inventó el euskera porque “iba un poco piripi”. En una nueva entrevista al Osservatore Romano, el Sumo Creador ha comentado que “ya tenía el mundo prácticamente terminado y me sobraba un pedacito de escombros, así que lo fuí a echar al mar y se quedó ahí”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *